#recomendaciones2017

“Una casa para el abuelo” de Grassa Toro e Isidro Ferrer. 

«Ese era el sitio que buscábamos. Muy cerca de un pueblo rodeado de girasoles».
Una historia donde se representa el ciclo de la vida, de manera muy sutil. Con imágenes de Isidro Ferrer que llaman mucho la atención y complementan en el relato, de manera metafórica y simplificada, lo que a todos nos sucederá en algún momento.
El recuerdo, la memoria de los que queremos y ya no están, el pasado y el presente que posibilita la construcción del futuro. Este cuento narra con una naturalidad casi nihilista, la muerte como parte de la vida.
Un libro interesante para acompañar en la lectura de los más pequeños y que los más grandes disfrutarán sacando sus propias conclusiones.
La muerte tratada como parte intrínseca de la vida y sin dramatismos. Es un libro álbum muy completo que permite tratar un tema difícil de manera simple que nos permitirá explorar y pensar “cada uno a su manera”, como dice el libro en algún momento.
La cantidad de premios que obtuvo este libro es sin duda la confirmación más legítima de que es necesario hablar de ciertas cosas con nuestros niños sin tapujos con libertad.

Anuncios